Casa La Empresa Noticias Cargaderos Mediante Muros Mecánicamente Estabilizados.

Cargaderos Mediante Muros Mecánicamente Estabilizados.


CARGADEROS MEDIANTE MUROS MECÁNICAMENTE ESTABILIZADOS.


El diseño de un cargadero para Estribos Verdaderos mediante Muros Mecánicamente Estabilizados se basa esencialmente en transmitir uniformemente los esfuerzos derivados de cargas vivas y muertas de la superestructura hacia el relleno del sistema de retención, para ello es conveniente que la compactación del relleno esté por arriba del 95%  y que el mismo tenga propiedades mecánicas que puedan soportar los esfuerzos que directamente le serán transmitidos.


En el diagrama de flujo (Véase fig. 1) encontraremos la metodología general para el diseño del cargadero, pero no obstante es determinante que la propuesta de Estribo Verdadero se base en la capacidad de carga del suelo de cimentación, contar con rellenos de buena calidad para su implementación y evitar en lo posible esviajes para que la distribución de cargas en los ejes de apoyo sea lo más optimo posible..




1. DISEÑO DE SUPERESTRUCTURA:
En esta etapa o proceso el estructurista con base en claros y esviaje, entre otros, propone la composición de la superestructura, es importante que la consideración para el claro inicial o final es la que involucra un cargadero que tenga suficiente holgura para la disposición del muro (no menor a 1.10 metros perpendicular al paño del muro frontal).


2. CARGA MUERTA:
Información necesaria o entrada de datos para diseño de un cargadero, es importante considerarla por metro de ancho para ello dependerá de factores tales como número de apoyos, separación entre apoyos, ya que la influencia entre ellos determinará si existe una distribución longitudinalmente uniforme al eje del cargadero.

 
3. CARGA VIVA:
Ídem al anterior con la diferencia que de acuerdo a la posición de las cargas vivas, existen apoyos desfavorables, por lo tanto es con esta carga la que se debe considerar en el ancho de cálculo.


4. GEOMETRÍA DE SUPERTRUCTURA EN EJE DE APOYO:
Entrada de datos geométricos como son, peralte de trabe, espesor de losa y pavimento, tipo de apoyo, peralte máximo y mínimo de banco de apoyos, etc. Con ellos se determina el peralte máximo y mínimo del muro respaldo del cargadero.


5. DIMENSIONAMIENTO DEL CARGADERO:
Se establecen las dimensiones transversales, y entre las más importantes, es la base del cargadero que para redimensión estaría en función del claro (L/10 a L/12); el eje de apoyos debe estar a la mitad de la base del cargadero con el fin de que el esfuerzo sea uniforme en la base o que la excentricidad sea mínima.
El espesor de la corona se recomienda no sea menor a 40 cm y entre más alejado esté un eje de apoyo entre otro se puede incrementar el peralte. El muro respaldo del cargadero se propone y no debe ser menor a 30 cm, pero dependerá del peralte de la superestructura en su conjunto, entre más alto seguramente más robusto. Es importante tomar en cuenta que la sección transversal siempre debe ser diseñada perpendicular al paño del M.M.E. ya que así es el diseño del propio Estribo            Verdadero.


6.  ANÁLISIS DE ESTABILIDAD:
En este proceso la propuesta geométrica se revisa la estabilidad externa (deslizamiento y volteo) en función de las acciones a las cuales se somete el cargadero entre las cuales son  empujes de tierras, cargas muertas, vivas, sismo, frenaje, etc.


7. REVISIÓN DEL ESFUERZO AL RELLENO DEL M.M.E.:
Aquí se verifica si el esfuerzo transmitido del cargadero es el recomendado hacia el relleno de los M.M.E, las condiciones de dicho esfuerzo son para cargas muertas estén dentro de las 15 ton/m2 y por carga muerta más carga viva dentro de las 24 ton/m2, el  objeto de limitar estos parámetros es en función de una optimización de los refuerzos del sistema de M.M.E. y que el suelo no trabaje a más de estos parámetros debido a deficiencias de  compactación. En caso contrario es determinante modificar la longitud de la base de la  corona del cargadero como lo indica el diagrama. (Véase fig. 2)  




8. REVISIÓN DE LA POSICIÓN DEL MURO FRONTAL:
Cuando ya fue aprobada la dimensión de la base se tiene que verificar que la posición del muro por delante del cargadero y perpendicular entre ellos no afecte al funcionamiento del claro que se                   pretende salvar, pudiendo ser por Galibo Horizontal, Cauce, Instalaciones, etc. En caso que se afecte es importante modificar nuevamente las dimensiones o en caso extremo cambiar el claro de la superestructura en cuestión.  


9. DISEÑO ESTRUCTURAL:
Es el último proceso propone el acero de refuerzo del muro respaldo, y la corona del cargadero ante las solicitaciones generadas para cada combinación de acuerdo a reglamentos convenientes. Con estos sencillos pasos se podrán proponer cargaderos que garanticen un correcto funcionamiento para los M.M.E., ¡suerte en sus proyectos!